¿Por qué volvemos a ver nuestras propias historias de Instagram?

Diseño web responsivo ¿Por qué adaptar nuestro sitio web para dispositivos móviles?
diciembre 22, 2017
La Historia del Diseño Centrado en el Usuario
abril 11, 2019

Desde su lanzamiento en el 2016, el nuevo formato de Instagram para compartir contenido –las historias- han permitido a sus millones de usuarios subir fotografías y videos efímeros con grandes resultados para la red social: más de 300 millones de usuarios las usan diariamente, casi el doble que tiene el pionero del formato, Snapchat.

Claramente, algo ha capturado la atención de los usuarios en este tiempo. Y quizás no es sólo culpa de nosotros; en gran medida los diseñadores de las aplicaciones tienen muy en cuenta nuestros patrones de comportamiento para moldear cada detalle y hacernos adictos a ellas. Un factor importante en nuestra atracción a las redes sociales es la incertidumbre de lo que vas a encontrar cuando abras la app: encuentras tu feed, pero luego vas una capa más profunda, encuentras las historias, y aún dentro de las historias puedes ir más allá si deslizas hacia arriba, etc. Es una motivación a la acción que de venir de una curiosidad natural deriva en un hábito que nos hará repetir y repetir ese comportamiento. Mientras más interactúes en la aplicación, más la volverás a usar en el futuro.

Es esta misma incertidumbre la que nos hace regresar incluso a las publicaciones e historias que nosotros mismos hemos subido. Quizás la sorpresa esté en saber quién vio nuestras historias y ver a alguien que no esperábamos ver en esa lista. O quizás simplemente es el querer traer a la mente nuestros recuerdos recientes y encontrar cierta fascinación en volver a vivirlos a través de la pantalla de nuestro celular.

insta-video

De acuerdo con Nir Eyal, autora del libro Hooked: How to Build Habit-Forming Products (“Enganchado: cómo construir productos que fomenten hábitos”) quizás podamos encontrar una explicación mucha más profunda y psicológica al respecto. Comenta que hasta hace poco si su casa estuviera en llamas, la gente respondía que lo primero que salvarían serían sus álbumes fotográficos. De la misma manera en la que Kodak se volvió en una empresa multimillonaria, ahora las redes sociales capitalizan este deseo humano de atesorar recuerdos. “Lo que realmente hacemos es engañar a la muerte. Al capturar momentos y aferrarnos a nuestras memorias lidiamos con esa incomodidad de saber que vamos a morir. Es aferrarnos a un momento de inmortalidad”.

Tal vez con Instagram simplemente estamos aburridos y queremos hacer algo mientras esperamos nostálgicos en la fila del banco. Pero fundamentalmente sí puede haber algo cierto en lo que dice la autora: uno quiere volver a sus recuerdos para aferrarse a lo mejor de nuestra vida, aunque sea digitalmente.

Aaron García del Real L.

Obtenido de:

https://www.theverge.com/2017/11/28/16704748/whyd-you-push-that-button-instagram-story-views-nir-eyal